Los productos que contienen gérmenes que pueden dar origen a enfermedades se pueden detectar usualmente por: